Medio Ambiente

Al tanto de que el cuidado y conservación del ambiente es asunto de todas las instancias: municipal, estatal y federal, en colaboración de la ciudadanía pues es un trabajo de equipo entre todos los habitantes de este planeta, Chicoloapan lleva a cabo diversas acciones dentro del área ambiental, algunas de las cuales se desglosarán brevemente.

1.- Cuerpos de agua. El inventario de cuerpos de agua señala que el Estado de México cuenta con 11 mil 859 embalses con superficies que varían desde menos de una hectárea hasta más de mil hectáreas. Se destaca que aproximadamente el 89 por ciento de los embalses tiene una superficie menor a una hectárea, y hay 20 municipios que no tienen cuerpos de agua. El número y densidad de los embalses indica la amplitud de posibilidades de aprovechamiento piscícola, tanto en lo referente a la producción de autoconsumo como en lo que respecta a la de consumo comunitario, municipal o regional. Debido a la amplia gama de climas, medios hidrológicos y limnológicos, así como parámetros físico-químicos del agua, es importante destacar también la diversidad de ambientes propicios para la cría y las variaciones en el rendimiento de diversas especies. La altitud sobre el nivel del mar representa una relación directa con el clima y la vegetación, y es un factor importante para determinar las características físicas y químicas de los bordos y su eventual aprovechamiento.

Chicoloapan cuenta únicamente con 5 cuerpos de agua, sumando entre sí 1.49 hectáreas. Además la existencia de agua está comprobada debido a que actualmente hay explotación económica de la misma, localizándose en la zona de Valles del Estado, concentrándose en la parte norte junto con Texcoco y Teotihuacan. Como nota adicional hay que comentar que la mayor parte de los acuíferos del Estado se encuentran controlados mediante veda, debido a la gran sobreexplotación de éstos, al uso inadecuado y a la explotación irracional del agua. A pesar de que el Estado cuenta con buenas condiciones geohidrológicas, es necesario tener mayor control y cuidado respecto de la explotación y uso que se le da a este recurso.

2.- Tipo de suelo. En el Estado de México se localizan 13 grupos edáficos de los 38 establecidos en el mapa mundial de suelos de la FAO/UNESCO 1988. En el territorio nacional cada grupo se subdivide en unidades de suelo, sobre la base de interacciones de génesis, características fisicoquímicas, distribución geográfica y su participación dentro de la dinámica ambiental. En la entidad se presentan 34 de las 153 unidades de suelo establecidas en el ámbito mundial, de las cuales 10 predominan en el territorio estatal donde el tipo feozem participa con el 23.7 por ciento. “Feotem” provine de la raíz griega phaeo, “pardo”, y del ruso zemlja, “tierra”, es decir, tierra parda. Son suelos ricos en materia orgánica y nutrientes, con una amplia distribución ya que se les localiza desde zonas semiáridas, hasta templadas o tropicales. En condiciones normales mantienen casi cualquier tipo de vegetación, desarrollándose tanto en los terrenos planos como en los montañosos; su susceptibilidad a la erosión está relacionada con el terreno donde se encuentran. Cuando estos suelos son especialmente profundos, se utilizan con éxito en el desarrollo de actividades agrícolas de riego y de temporal, mientras que, localizados en laderas o pendientes, los feozem se emplean en actividades pecuarias con resultados aceptables. En Chicoloapan el tipo de suelo que predomina es del tipo feozem, en donde los principales problemas son los procesos de erosión, cambio de uso de suelo, degradación por actividades agrícolas, contaminación por residuos sólidos (basura), la actividad minera, la urbanización, etcétera.

3.- Biodiversidad. En 1997, con base en diferentes referencias bibliográficas, se calculó un total de 2 mil 166 especies componentes de la biodiversidad existentes en el Estado de México, mil 017 especies de flora y mil 149 especies de fauna. El número de especies de fauna es mayor al de flora, por incluirse los arácnidos e insectos. Excluyendo a los grupos mencionados, el 41.8 por ciento corresponde a los vertebrados.

3.A.- Fauna. La fauna silvestre está compuesta por todas aquellas especies animales (vertebrados e invertebrados) que subsisten libremente, y están sujetas a la selección natural y han evolucionado como parte integral y funcional de los ecosistemas terrestres. Desde el punto de vista faunístico, el Estado de México se encuentra ubicado en la intersección de los reinos neárticos y neotropical; el primero abarca las sierras montañosas y lomeríos de la porción centro y norte, y el segundo la depresión de balsas en la zona sur. La conjunción de estas regiones propicia la diversidad de la fauna. De la misma manera forman las condiciones físicas y biológicas de la entidad, contribuyen a incrementar el número de especies, al originarse diferentes hábitats ocupados por especies también diferentes. Entre la fauna silvestre característica de la entidad hay especies endémicas y migratorias, dependiendo de que vivan en el lugar de manera constante o temporal.

En Chicoloapan distinguimos el cacomixtle (bassariscus astutus), zorrillo, conejo (sylvilagus floridanus), tuza, ardilla, liebre (lepus californicus), tlacuache (didelphis virginiana), coyote (canis latrans), onza, ratón de campo (peromysus melanosis) y gran variedad de pequeños arácnidos.

Entre las aves se encuentran: gavilán (buteo albonotatus), zopilote (coragyps atratus) y aves canoras: carpinteros (melanerpes sp), colibríes (amaxilia beryllina). En cuanto a animales domésticos: aves de corral, palomas, ganado vacuno, porcino, bovino y caprino. Otro grupo es la fauna antropógena, la cual se entremezcla con el resto de las comunidades naturales en aquellos sitios donde existe degradación o modificación del ambiente natural debido a las actividades humanas (por ejemplo, los campos agrícolas, los bosques de coníferas perturbados; o bien, los asentamientos humanos); está conformada por mamíferos tales como ratas, ratones, tuzas, tlacuaches, hasta coyotes; algunas lagartijas como parte de los reptiles, algunas especies de aves adaptables a los humanos, como es el caso de los gorriones, primaveras, saltaparedes y palomas.

3.B.- Flora. En Chicoloapan la vegetación es variada, las partes altas son boscosas y las bajas se encuentran erosionadas. Hay zonas de pastizal. La flora que existe en el municipio responde a la naturaleza de su terreno, fundamentalmente el pirul, capulín, tejocote, huizache, alcanfor y algunas otras variedades frutales. Entre la flora silvestre se encuentran: tepozán, cactus, pitaya, organillo, quelite, verdolaga, epazote, alfilerillo, árnica, té de campo, higuerilla, chicalote, jarilla, toloache, mirto, nabo y zacatón, así como una gran variedad de flores de ornato.

4.- Zona ejidal. De acuerdo al Comisariado Ejidal existen en el municipio un total de mil 459 hectáreas de zona ejidal, de las cuales 58 son de monte, 650 hectáreas son parceladas, y el resto, que son 651hectareas, es agostadero. En el área de “tres bueyes” se hicieron trabajos de reforestación; en el 2007 se reforestó esta zona con 50 mil pinos de 2 especies diferentes, a través de gestiones de Probosque, Ecología municipal y el Comisariado Ejidal; el establecimiento se debe en su totalidad al Comisariado Ejidal. En el 2008 se reforestaran 100 hectáreas más de la zona ejidal de Chicoloapan, en el ejido de San Sebastián Chimalpa

Hay una pequeña zona protegida y el acceso a ella está restringido y está vigilada con el apoyo del municipio de Temamatla. Colinda con Lomas de San Isidro y el Cerro del Tejolote -éste último perteneciente al municipio de La Paz.

5.- Hornos tabiqueros. En la actualidad existen 581 hornos de tabique, en 11 municipios del Estado de México, distribuidos de la siguiente manera: Chalco 154, Ixtapaluca 100, Coyotepec 92, Chiautla 74, Naucalpan de Juárez 35, Chicoloapan 29 y otros. En promedio, la producción es de 30 mil tabiques por horno/hornada. Los hornos de menor capacidad son de 4 mil tabiques, y los de mayor capacidad de 65 000 mil. Cada horno es encendido una vez cada tres meses, manteniéndose la quema en promedio 72 horas. Los materiales utilizados como combustible son generalmente aserrín y madera, recorte de costura limpio, y a veces materiales de tintas, químicos y residuos hospitalarios, entre otros, en forma clandestina.

Existe actualmente un convenio de colaboración con la UAM-Iztapalapa y la Dirección General del Centro Nacional de Investigación y Capacitación Ambiental, para la evaluación de las emisiones a la atmósfera de estos hornos, en el proyecto denominado “Sustancias tóxicas generadas de la quema de basura de países en vías de desarrollo”, ya que todo mundo dice que contaminan pero no hay ningún estudio al respecto que diga con qué contaminante y en qué proporción, por lo que la Jefatura de Ecología municipal realizó un convenio de participación con esta institución educativa, monitoreándose los hornos de Chicoloapan en 2007, y a finales de agosto del 2008, tendremos los resultados preliminares de ese muestreo.

6.- Calidad del aire en Chicoloapan. Un instrumento que permite conocer la calidad del aire y el comportamiento de los contaminantes, es el monitoreo atmosférico, el cual se inició en la zona, metropolitana del Valle de México. Desde entonces los sistemas de monitoreo han tenido varias modificaciones orientadas a perfeccionarlos. Se monitorean contaminantes tales como: ozono (o3), óxidos de nitrógeno (nox) bióxido de azufre (so2), monóxido de carbono (co), partículas suspendidas menores a 10 micrómetros (pm10), hidrocarburos no metanos (hcnmo) y ácido sulfhídrico (hs). La estación más cercana de monitoreo para Chicoloapan está en Texcoco. La mayor parte de las emisiones que se descargan a la atmósfera se generan como resultado de procesos de combustión; sin embargo, existen otros procesos y actividades que también las favorecen, entre ellos el uso de solventes, la aplicación de pinturas y recubrimientos arquitectónicos, la aplicación de asfalto, el almacenamiento y distribución de combustibles, la aplicación de productos agroquímicos, la disposición final de residuos sólidos municipales, el tratamiento de aguas residuales e incluso la vegetación, juegan un papel importante en el problema de la contaminación del aire, además de algunos fenómenos naturales como la erosión (eólica) y la actividad volcánica.

Chicoloapan se considera pequeño emisor de contaminantes. Para efectos de monitoreo e integración del inventario de emisiones a la atmósfera, de los 10 municipios del Valle Cuautitlán-Texcoco conurbado al Distrito Federal en donde Chicoloapan entra, se registran las emisiones generadas por fuentes fijas, de área y móviles que existen en el municipio.

7.- Participación y denuncia ciudadana. Este programa se subdivide en participación, atención a la denuncia ambiental, concertación de acciones con el sector social y privado, y la promoción ambiental. Algunas acciones que se tienen para este rubro son: la conformación del Comprobides, que es el Consejo Municipal de Protección a la Biodiversidad y Desarrollo Sustentable de Chicoloapan, conformado por un presidente, un secretario técnico y 54 integrantes ciudadanos que sirven como apoyo a la jefatura de ecología para accionar. También, haber firmado el convenio Ecotel entre el gobierno del Estado de México y el municipio de Chicoloapan, que funciona a través de la denuncia telefónica directa a la Jefatura de Ecología.

8.- Forestación. El Estado de México se encuentra a la vanguardia nacional en el cuidado y la preservación ambiental. Es el Estado con mayor superficie reforestada en los últimos 4 años y primero en plantaciones forestales para árboles de Navidad. Se implementó en el Estado el programa de áreas verdes urbanas, en donde se acondicionan ciertas áreas para promoverlas como ecológicas urbanas, que se destinan para que los municipios se hagan cargo de ellas, en su cuidado, mantenimiento y preservación. Chicoloapan tiene en su territorio 8 áreas urbanas ecológicas: Parque Leslie, ubicado en el parque recreativo infantil “Los Ángeles”, el de la Casa de Cultura, que depende del Instituto Mexiquense de Cultura; Santa Rosa, ubicado en el costado de la agencia del Ministerio Público; Camino al Monte, ubicado en Arenal I; Auris II, ubicado en la avenida Emiliano Zapata; Arenal, ubicado junto al Camino al Monte, y Margaritas, en Santa Rosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>